miércoles, 30 de julio de 2014

Mascarilla casera.

¡Hola, Pandas bonitos! ¿Cómo han pasado sus vacaciones? Espero que muy bien. Aquí vengo de nuevo con una entrada para el blog. (=^・ω・^)y=

Los últimos días he estado buscando mascarillas faciales con ingredientes fáciles de conseguir. Esta que voy a mostrarles es una de las que más llamó mi atención, así que me animé a probarla. Pronto experimentaré con las otras recetas y les platicaré como me fue.〜( ̄▽ ̄〜)



Para empezar necesitamos lo siguiente:

1. Grenetina en polvo. (Es gelatina sin sabor. La pueden encontrar en cualquier súper y a precios accesibles.)

2. Leche. (Puede ser cualquier marca y cualquier tipo. Yo utilicé Lala Light porque es la que bebo... Cuando me obligan ( ≧Д≦))

3. Un recipiente de cristal o porcelana. (Importante que sea de esos materiales porque vamos a utilizar calor).

4. Dos cucharas. Una para mezclar y una más pequeña para aplicar en el rostro. 


5. Horno de microondas. (Si no tienes horno en casa puedes calentar la mezcla a baño maría).

Procedimiento.

Las medidas a utilizar dependen de cuanta área del rostro se quiere abarcar. Con la mezcla que hice pude cubrir la frente, la nariz, las mejillas, el mentón y parte de la mandíbula.

Entonces:

1. Debes tener el rostro y las manos limpias.

2. En el recipiente de cristal coloca una cucharada de grenetina en polvo.

3. Añade una cucharada de leche. 

4. Remueve hasta que la mezcla tenga un aspecto parecido al de la siguiente imagen.

5. Mete el recipiente al horno de microondas por 30 segundos.

6. Retira el recipiente del horno y espera a que enfríe un poco. Debe verse así.

7. Con manos limpias toca la mezcla para verificar que tu piel puede soportar el calor. No podemos permitir que la mezcla enfríe completamente porque entonces se volverá gelatinosa y difícil de aplicar.

8. Aplica en las áreas del rostro que quieras tratar. La capa debe ser pareja y no tan gruesa (tardaría mucho en secarse) ni tan delgada (dolería mucho al desprenderla).



9. Espera tranquilamente a que la mascarilla se seque. ┐(・。・┐) ♪ (Busca algo entretenido que hacer y cuando te des cuenta ya estará lista (^_−)☆)

10. Una vez seca y con mucho cuidado, desprende lentamente la mascarilla. En este paso debemos ser valientes porque podría doler un poquito. (Lo digo para quienes no estén acostumbrados al dolor). Es posible que tardemos dependiendo de cuanta área hayamos cubierto. ~(>_<~)

11. Una vez estés segura de que no queda ningún residuo en el rostro, lávalo con tu jabón favorito. Yo uso un jabón facial líquido de manzanilla que ayuda a relajar el rostro.

12. ¡Y Voila! Sentirás el rostro más suave y lo notarás un poco diferente. Esto es porque la mascarilla ayuda a retirar las células muertas del rostro (esos pellejitos que de pronto notamos al maquillarnos) y las espinillas.



La verdad es que me gustó bastante el resultado. Pude notar mi piel más suave y creo que con un uso constante (una vez cada semana o cada dos) podría dejar la piel libre de espinillas. 

Lo único que no me gustó fue el olor. (¿Ya había mencionado que no me gusta la leche? ヽ(゚Д゚)ノ), pero creo que tal vez eso podría arreglarse con gelatina de sabor, aunque no sé en que varíe la consistencia. 

Espero les haya gustado y si se animan a usarla platíquenme su resultado. Espero que no les duela. A mi no me dolió mucho pero cuidé mucho el grosor de la mascarilla y lo retiré con sumo cuidado. 

Espero puedan suscribirse al blog. La próxima semana les traeré otro experimento de belleza que encontré por ahí. 

Besos~ ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario